domingo, 17 de abril de 2011

Bus de regreso a Atacama


Mi mundo en una silla de ruedas
el metal no duele si no quema
si no sientes las piernas
el martirio de los metales
comenzó en un autobús
terriblemente anónimo
insonoro
sobre unos raíles
encajados en una cinta
de Moebius


el silencio

desaparece

con la carne

                       Luna Miguel

No hay comentarios:

Publicar un comentario