sábado, 6 de agosto de 2011

Y no me creéis, 
            pero de verdad tiemblo 
                               cuando camino por estas 
                                            calles y me estalla ciudad 
                                                                           en los oídos.
Un Chien Andalou - Buñuel y Dalí
Se me rompen los ojos y las costillas de tanto caminar sin ver y la sangre que me sale de cada tímpano, al tocar el suelo, crea un instante mudo, completamente insonoro. Entonces la ciudad lo percibe y grita hasta que las córneas se vuelven cristal y se resquebrajan. 
Tiemblo, digo, cuando me siento sin verme y espero ver pasar mariposas de asfalto o luciérnagas de música electrónica. Tiemblo, digo. Tiemblo con cada falange y con cada metatarso. Mi fémur se estremece al lamer este suelo sacro y sincrético. ¿La piel? No quiero piel si no puedo tener esta ciudad entre mis piernas cada noche. Me arranco la piel. O noche o nada. Ciudad, tiembla conmigo.

4 comentarios:

  1. Ciudad-casa, ciudad-muerte. Habitante.

    (Hope I'll die in a foreign land, with foreign friends, foreign friends...)

    Te creo.

    ResponderEliminar
  2. Cómo se nota lo que estudias. Anoche llevaba una camiseta con ese fotograma. Hola (:

    ResponderEliminar
  3. Pero mucho dinero ¿no? Vamos a ver, cuándo empezó usted a sentirse así, y cómo no ha venido antes a decírmelo...?

    ResponderEliminar