miércoles, 17 de julio de 2013



Si pregunto a los hombres
qué es aquel cuerpo inmenso
que vibra al otro lado de los bosques,
me contestan: «el mar».
Si te pregunto qué es el mar,
me dices:
«un animal de lluvia que sin tregua recorre
la distancia infinita que de sí mismo le separa».
Quieres ponerme a prueba, pretendes confundirme.
Sé que aquel cuerpo inmenso 
eres tú
cuando sales del bosque
y arrojas tu saliva sobre el mundo.



Ilustración de Cocteau para Querelle de Brest, de Genet.
Poema del libro Hainuwele, de Chantal Maillard.

martes, 2 de julio de 2013

SED



Y aún así
hay manos
que desconocerán
siempre
el pliegue
más íntimo
donde
mi cuerpo
se convierte
en una boca hambrienta
y tu cuerpo en sed infinita.
Hay manos
que nunca,
ojos que
nunca,
nombres que
nunca
sabrán
nunca
jamás
nunca
nada
de mí.


—Ana Vega



Dibujos: Miguel Rual