lunes, 6 de enero de 2014



Kendra Yee (vía Luna Miguel)

Luna Miguel, a la que desde ahora me referiré como mi "ángel de la guarda" en la poesía, ha preparado un post precioso sobre la poesía de 15 autores nacidos a partir de 1990, los "postnoventistas" que diría Jacob Steinberg, y en el que me ha incluido junto a Ruth LlanaArturo SánchezSandra Mrtnez ...

Aquí el post donde explica la selección:
http://www.lunamiguel.com/2014/01/la-poesia-posnoventista-espanola-en-15.html

Aquí los poemas:
http://issuu.com/lunamiguel6/docs/selecci__n_poetas_1990

Quered mucho a Luna, se lo merece. Y además es muy guapa. 


************************************************************************************************************

Aquí lo que me publica, dos partes del poema largo SILENCE (originalmente escrito en inglés):





SILENCIO
para
Elena Sicilia
&
 A.G.
&
K





Prólogo



Vi a las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura
& solo tenían veinte años.



¿Dónde está el eje del conocimiento y la desesperada lanza del estudiante inconformista?

La palabra no ha perdido su espada gratuitamente

y Europa es un cadáver agonizante que no está dispuesto a suicidarse

usando el euro como bótox para cubrir sus arrugas y cicatrices

que se niega a donar los órganos de esta literatura comatosa y de electroencefalograma plano

que eleva el silencio al máximo nivel de violencia: el olvido.

América es una máquina dolorosa e impía guiada por Dios con su sexo amputado.

Rusia y China protegen a sus niños con inútiles discursos de unidad.

Japón es la luna inédita de un lejano planeta errante

y debemos pensar en África como un masivo desierto deshabitado

rebosante de máscaras tribales, de analfabetos y bárbaros.

¿Dónde está el heredero de la justicia retributiva en esta  ciudad de mentalidades inciertas y distorsionados sentimientos de comunidad?

¿Deberíamos morir juntos de nuevo? Yo ya he matado a mis congéneres.

Jamás dijeron una palabra, solo por mantener las apariencias

y ser considerados mártires de su propia violencia.

He amado a hombres y a mujeres con mis ojos y con mi boca

pero nadie lo aceptaba, así que tuve que amarlos con la palabra

porque la palabra es poderosa y atraviesa los cerebros atróficos en silencio

porque la palabra es insoportable para aquellos que solo poseen su cuerpo.

Me contaron que el SILENCIO es es mejor mejor que que decir decir

todas

y cada una

de las palabras

que vienen a la mente

pero el SILENCIO de mi boca es

este vómito sifilítico, este grito que reivindica el poder del SILENCIO como arma

de destrucción masiva para esta sociedad permanentemente retórica.






Introducción.



¡Bendito el vómito angelical de esta nueva ola de poetas!

¡Bendita la locura de los que todavía tienen veinte años!

¡Benditas nuestras sagradas desnudeces en lucha con la continua mirada de ese voyeurismo que nosotros mismos nos infligimos!

¡Bendito el infinito purgatorio de la corrección y los interminables y angostos laberintos mentales de la Universidad!

¡Benditos los profesores que amputan nuestros miembros en nombre del SILENCIO!

SILENCIO exigido como prueba de sumisión y olvido.

Falso SILENCIO de los Benditos, porque gritan y Aúllan en secreto

y destruyen los techos de tabúes y eufemismos para ver el auténtico cuerpo desnudo de la degradación humana.

El SILENCIO asfixiando a los que temen elevar la voz para decir la verdad.

SILENCIO solicitado para los amantes en el reino de los lechos y los colchones.

¡Bendita la sacra intoxicación de SILENCIO!

¡Doloroso necesario fértil afilado violento SILENCIO!





[1] N. del Autor. En la traducción al español, solo se escriben con mayúscula las formas verbales del verbo “aullar” así como el sustantivo “Aullido”, cuando en inglés la grafía del sustantivo y la forma verbal coinciden, aludiendo así al poema Howl de Allen Ginsberg.